¡Cuidemos lo que nos cuida!

¡Cuidemos lo que nos cuida!

Estamos en el mes de protección de la capa de Ozono, algo que nos compete a todos.

 

La capa de Ozono localizada en la estratosfera es de vital importancia al momento de proteger a la tierra de aproximadamente el 99% de las radiaciones ultravioletas que emite el sol. Lo que hemos visto en base al daño a la misma es lo que se conoce como su agotamiento, es decir su adelgazamiento, logrado por la acción de compuestos llamados Halocarbonos, Clorofluorocarbonos (CFC).

En 1987, se firmó un acuerdo internacional, el Protocolo de Montreal, para controlar la producción y el consumo de sustancias que destruyen el ozono. La Asamblea General de las Naciones Unidas mediante una resolución declaro que el 16 de septiembre sea el ¨Dia Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono¨. Si bien ya se han dejado de producir aerosoles que utilizan CFC y esto contribuye enormemente al proceso de reparación natural de la capa de ozono, todavía existen productos que liberados a la atmosfera contribuyen a su destrucción. Estos productos son mayormente los gases refrigerantes utilizados en los sistemas de aire acondicionado y refrigeración.

Día de la capa de ozono

Es esencial proteger los sistemas para evitar fugas o perdidas de estos gases, adicionalmente los fabricantes están explorando el uso de gases alternativos que pueden llegar a ser menos destructivos, pero este proceso todavía tiene un largo camino por recorrer.

Otro aspecto preocupante relacionado a los equipos de aire acondicionado y refrigeración tiene que ver con la acumulación de partículas y bacterias en la serpentina de enfriamiento. Este componente esencial a los equipos de aire acondicionado, por su ubicación, su temperatura de trabajo, la humedad, es un lugar ideal para el crecimiento y desarrollo de moho. Este moho se pega a la serpentina, captura partículas y bacteria que atraviesan los filtros, formando un BIOFOLM, y generando desechos que son llevados por el aire a los ambientes climatizados propagando contagios, asma y alergias.

 

El uso de aire acondicionado ha dejado de ser un lujo y ha pasado a ser de uso cotidiano en nuestros hogares, oficinas, centros comerciales, y ya casi todo lugar puertas adentro al que vamos. Esto a su vez nos ha llevado a ser más vulnerables a los contagios, asmas y alergias que nos azotan año tras año. Lo vemos en nuestros niños de edad escolar y mismo en nuestros lugares de trabajo, donde una persona enferma puede afectar a varios, directamente afectando los niveles de producción de la empresa.

 

¿Cómo remediarlo, o al menos atenuarlo? Es simple y lo bueno es que no es costoso.

Un elemento fundamental en todo equipo de aire acondicionado es el filtro, este debe ser adecuado para lo que se espera del mismo, pero además debe ser limpiado o cambiado periódicamente. Adicionalmente, hemos visto en los últimos años un crecimiento en la utilización de emisores ultravioleta para la eliminación de microorganismos en el aire. Estos sistemas se instalan en los equipos de aire acondicionado para limpiar automáticamente la serpentina, además eliminan la carga microbiana en el aire y garantizan aire libre en un noventa y nueve por ciento (99%) de moho, virus y bacterias.

 

Tradicionalmente solicitados y utilizados en hospitales, laboratorios y centros de salud, su utilización se está expandiendo a todo lugar que incorpore la utilización de equipos de aire acondicionado. Su sencilla implementación trae aparejados enormes beneficios. Estos afectan directamente la salud, los equipos de aire acondicionado, la producción de una empresa, el ahorro económico, el mantenimiento de los equipos y en hospitales, donde salvan vidas debido a la gran reducción infecciones nosocimiales lograda.

Industrias Bellmor, proveedor de estos sistemas en la Argentina, tiene toda la experiencia y tecnología para poder asesorarlo sobre cómo mejorar su calidad de aire interior, así permitiéndole aprovechar estos y otros beneficios asociados al buen filtrado y el uso de emisores UVC.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *